Flores

Decoraciones florales

Pin
Send
Share
Send


Decoraciones florales: cómo hacerlas imaginativamente

La realización de decoraciones florales representa un dispositivo ideal para crear un ambiente más agradable y acogedor de una manera económica y al mismo tiempo creativa. Para dar vida a una habitación con una composición colorida y animada, no es necesario referirse a una guardería (con los costos que conlleva) o aprender el famoso arte de ikebana: es suficiente practicar algunos simples. sugerencias y deja volar tu imaginación. Una vez que haya ido a la floristería, debe elegir las especies que parecen más adecuadas para la creación de decoraciones, posiblemente combinando tres o cuatro colores sin exagerar el número de tonos. Las opciones clásicas, como las rosas, no pueden faltar junto con las especies estacionales. Sin embargo, en algunos jardines o parques, puede tomar algunas ramas con hojas verdes. Es aconsejable basar su composición en los tonos clásicos de blanco y verde, de tal manera que resalte los colores de las flores que se utilizarán. También es bueno no subestimar la elección del florero, que debe ser de barro o cerámica, posiblemente no demasiado grande; Se puede obtener un efecto agradable con un jarrón antiguo, o incluso eligiendo un recipiente en particular, como una tetera de terracota o un tazón de cocina.


La composición

Las decoraciones florales cobran vida construyendo la composición a partir de hojas y ramas, es decir, la parte verde. Las flores más pequeñas deben arreglarse primero, para permitirles formar la estructura sobre la cual se colocarán las flores más grandes. La composición debe ser equilibrada, evitando colocar dos flores idénticas una al lado de la otra y girando gradualmente el florero, para no arriesgarse a dejar espacios vacíos. Un ejemplo decididamente espectacular de decoraciones florales es el que permite el uso de alcatraces, plantas bulbosas con un impacto estético particularmente agradable que se pueden cultivar en el suelo o en macetas en el jardín. Dan vida a una flor de cáliz decididamente particular, ideal para crear diferentes composiciones florales, centros de mesa e incluso ramos de novia: no es casualidad que esta especie se venda a menudo como una flor cortada. En vista de una composición, las calas deben ser lo más frescas posible, para que duren mucho; Si se recogen personalmente, será aconsejable hacer un corte afilado y oblicuo en el tallo, utilizando herramientas rigurosamente desinfectadas (tijeras o tijeras) (el alcohol es suficiente en un paño) y con cuchillas perfectamente afiladas, para no salir deshilache. En cuanto a las combinaciones con otras flores, obviamente todo depende de tus gustos personales y del tipo de composición que pretendes crear. Hay que decir, además, que las calas tienen un efecto visual importante incluso por sí mismas, y en particular las calas blancas son decididamente elegantes, por lo que se destacan simplemente si se combinan con hojas moteadas o verdes.

Pin
Send
Share
Send