Jardinería

Lolium perenne

Pin
Send
Share
Send


Riego de lolium perenne

Una vez sembrada, Lolium Perenne crece espontáneamente. Al principio, se recomendaría garantizar un suministro de agua lo más constante posible, pero más tarde, dependiendo del área de cultivo, podemos dejar que se desarrolle naturalmente. La precipitación atmosférica normal, en ciertas épocas del año, puede ser suficiente. En verano, sin embargo, sería mejor intervenir en apoyo con riegos generosos y frecuentes. Para un césped colocado en un área pequeña, podemos pensar en regar manualmente. Si, en cambio, hemos decidido sembrar Lolium Perenne para formar una extensión mediana o grande, necesariamente tendremos que instalar un sistema de riego fijo. El Lolium Perenne, de hecho, no puede soportar incluso cortos períodos de sequía, arriesgándose a quedar irreparablemente arruinado. Por otro lado, tolera situaciones de lluvia intensa.


Cómo cuidar Lolium perenne

Para obtener un césped uniforme de Lolium Perenne tendremos que sembrar en los meses de primavera, para permitir que el clima favorezca naturalmente el crecimiento y el desarrollo. En general, no se necesitan cuidados especiales y la propagación se produce de manera espontánea. En el caso de que se regenere un césped existente, puede ser necesario erradicar manualmente las malezas que podrían crecer en esa área. Sería mejor evitar productos herbicidas selectivos que, sin embargo, también podrían dañar el Lolium Perenne. Cortaremos el césped periódicamente, ajustándolo a la altura deseada, tratando de no dejarlo crecer demasiado alto, para mantener siempre el césped limpio. Lolium Perenne también resiste el pisoteo lo suficientemente bien, por lo que no hay necesidad de cercar el área.

Pin
Send
Share
Send